/La Escuela Para La Familia
  • En este curso el estudiante comprenderá cuan importantes son para Dios las Relaciones Interpersonales y por qué deben  serlo para nosotros, que fuimos diseñados para las relaciones: 1- Con Dios.  2- Con nosotros mismos.  3- Con los demás. Mateo 22:35-40. 1Tesalonicenses 3:11-13. Hebreos12:12-13 (14) 15. "Seguid la paz con todos" nos habla de relaciones interpersonales. Entonces, la cereza del pastel de este curso está, en donde se nos cuestiona respecto a cómo están nuestras relaciones con nuestros cónyuges, hijos y padres ¡ahora mismo!. Hemos hablado por casi 20 años de familias saludables iglesias poderosas, dentro y fuera de Costa Rica. Entendiendo que nuestro primer radio de acción de influencia cristiana, es el hogar. En casa cultivamos la vida espiritual y luego nos trasladamos a la comunidad de fe, en donde celebramos la presencia del Señor. No hemos dudado al afirmar que Dios nunca recibirá nuestra devoción en la congregación, si en el seno del hogar manejamos una mala relación.
  • En este curso comprenderemos que ha llegado el tiempo para salir en defensa de nuestro matrimonio y familia, es la orden de Dios según Nehemías 4:14 Después miré, y me levanté y dije a los nobles y a los oficiales, y al resto del pueblo: No temáis delante de ellos; acordaos del Señor, grande y temible, y PELEAD por vuestros hermanos, por vuestros hijos y por vuestras hijas, por vuestras mujeres y por vuestras casas.  Note, no es una invitación ni una sugerencia, es ¡una orden! Detrás del buen o mal funcionamiento de la familia, hay un poder espiritual. Jesús corrió el telón y nos reveló cual es su misión como el libertador Eterno y simultáneamente revela cual es la ocupación del diablo Juan 10:10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en ABUNDANCIA. 
  • No hay hombre que abandone su familia y no lo lamente el resto de su vida. Cada vez que se mire al espejo sentirá el dolor de no haber luchado y haber dado su mejor esfuerzo para que funcionara la relación matrimonial y familiar

    Quien no está dispuesto a abrazar el esfuerzo, no merece besar la victoria. Y sí, el hombre que abandona a su familia es un cobarde.

    Este segmento lo escribo para esos hombres, que aún permanecen en casa luchando entre el deseo y el dolor de partir o quedarse y no saber cómo establecer sanas relaciones con sus seres queridos, lo escribo con la ilusión de tocar alguna fibra de su corazón que les lleve a la reflexión. Y regresen a casa en cuerpo, mente y corazón.

    Una de las decisiones más difíciles a las que se enfrenta un hombre es cuando siente que ha llegado el momento de comprometerse en matrimonio. Destaco, un verdadero hombre y no me refiero a sus genitales sino a su carácter, empeña su palabra en el altar, después que ha consultado a Dios por el paso que va a dar, ha comprobado que es su perfecta voluntad y asume que será hasta que la muerte los separe. No hay plan (B) trabajará en ese proyecto de vida de la mano de Dios por el resto de sus días.

  • Matrimonio a prueba de divorcio, solo el título traza una línea entre la óptica que maneja la sociedad y sectores religiosos que a lo único que atinan es a dar respuestas ambiguas, para una tragedia que está destrozando los sueños de millones de personas, ésta tragedia tiene un nombre: Divorcio.

    Generando una ola de dolor, desesperación, depresión, desolación, e incertidumbre de cara al futuro, para toda una generación de pequeñitos, que hay algo que si saben hacer de menara inherente: Interiorizar una conducta pasivo agresiva que en su momento, persona o circunstancia la harán detonar. Y nadie puede decir que no le importa lo que ocurre en la acera de enfrente, debido a que la factura de la descomposición social la pagamos todos.

    Hoy, los índices de divorcio, los niveles de pobreza, la violencia y la criminalidad son abrumadores. Si nosotros de manera responsable y diligente no aprovechamos éste que es nuestro momento histórico y que representa una oportunidad de oro, para heredar a nuestros descendientes un modelo matrimonial influenciado de manera genuina por la palabra de Dios. Habremos contribuido negativamente en su deterioro.

  • Violencia es todo ejercicio abusivo del poder, por medio del cual una persona maltrata o manipula a otra que, en las circunstancias concretas de la relación, se encuentra en una condición de desigualdad, ya que su menor fuerza física, por su diferencia de edad, porque está subordinada jerárquicamente, porque es económicamente dependiente del agresor o por cualquier otra causa que determine el poder de uno sobre el otro.

    En la diversidad de conductas que se califican como agresión en todo el mundo, la gran mayoría de agresores son varones y las víctimas son principalmente las mujeres y los niños. Por ello, nuestro compromiso con las mujeres y los niños que sufren violencia y con los adultos que cometen violencia es anunciarles y mostrarles otro estilo de vida más acorde a los principios que el reino de Dios plantea.

  • Mi experiencia primero como hijo abusado física y psicológicamente y luego como padre de tres maravillosos hijos, como consejero y conferencista, me obliga a hacer de la paternidad la gran causa de mi vida. No me avergüenzo de ser un activista de ella. Soy fanático de la paternidad. La fuerza que  impulsa mi vida en este momento es ver restaurada a la más elevada condición en que Dios quiere que esté la paternidad, la profesión más antigua, y que sea puesta en práctica de manera excelente. Malaquías 4:6.

  • Aunque probablemente existen cientos de maneras en las que podemos ofender a alguien, y de esta manera cerrar su corazón, constantemente hemos visto varias que se encuentran a la cabeza de la lista.

    Por nombrar algunas de ellas, podemos decir que podemos cerrar el corazón de otra persona:

    • Pronunciando palabras ásperas
    • Menospreciando las opiniones del cónyuge
    • No estando dispuestos a admitir que nos hemos equivocado
    • No apreciando, respetando y honrando a la pareja o persona
    • Haciendo comentarios sarcásticos o bromas a expensas de alguien
    • Siendo desconfiados y celosos compulsivos
    • Obligando a alguien a hacer algo que le resulta desagradable (ojo)
    • Siendo descortés con la esposa (o) frente a otros
    • Ignorando las necesidades de la otra persona como si no fueran importantes o como si fueran menos que las nuestras
  • Al poner como título "Noches de Familia” me referiré a un tiempo dedicado regularmente para orar  y compartir una meditación de la Palabra de Dios en familia. En un tiempo de agitación e incertidumbre, es más importante que nunca hacer de la familia el centro de nuestras vidas y darle prioridad absoluta.

    En una “Noche de Familia” la familia levanta un “Altar Familiar”, meditan, comparten, comentan, interactúan unos con otros, siempre resaltando los valores de la familia, valores que se han perdido.

    ¿Qué son los valores familiares?

    Los valores familiares son fuertes creencias personales acerca de lo que es importante y lo que no es importante; lo que es bueno y lo que es malo; lo que es correcto y lo que es incorrecto. Cada familia tiene un grupo diferente de valores que tienen significado para ellos. Algunas familias incluyen honestidad y amistad como valores importantes. Otras familias eligen educación o cooperación como primera prioridad en sus valores familiares.

  • Este curso ha sido exquisitamente preparado para ser una plataforma básica del conocimiento bíblico para que nuestras familias crezcan saludables, nutridas por la palabra de Dios.

    Explica acerca de: El orígen del hombre. El pecado. La salvación. El bautismo. La expiación. La propiciación. La sustitución. La redención. La reconciliación. La justificación. La regeneración. La santificación. La glorificación. Asistir a la comunidad de fe.

    Presentado de una manera sencilla para la comprensión al estudiarlo en el hogar.

  • Un típico sábelo todo me dijo: "Nadie me enseñó a llorar, aprendí a hacerlo en forma natural. ¿Por qué cree usted que alguien tiene que enseñarme a tener relaciones sexuales? Si como usted dice, Dios las diseñó, entonces aprenderé naturalmente". Es cierto que nadie nos enseñó a llorar. Sin embargo, sí, nos enseñaron a hacerlo adecuadamente. No debemos llorar por todo. No debemos vivir llorando. No debemos hacer un show para llorar. No debemos evitar el llanto siempre. No debemos llorar por cosas innecesarias.

    De igual manera el deseo de tener relaciones sexuales puede venir naturalmente, pero el cómo debemos hacerlo, es algo que debemos aprender  hacerlo.

    La única forma que podemos aprender a disfrutar de una verdadera satisfacción sexual en el matrimonio es educándonos. Debemos recibir información. Esa información se va a unir a la experiencia y a la práctica en la vida conyugal y poco a poco vamos perfeccionándonos en nuestra vida sexual. Sobre esta plataforma de amor incondicional, romance, ternura, y m u c h a  paciencia, nos permitirá ascender a elevados e insospechados niveles de sano placer. ¡Garantizado!.

  • Además de presentar una serie de recursos que le serán de vital importancia a los nuevos prospectos al ministerio, en este curso les hablaré de lo que se dejo de hablar con la regularidad que debiera seguir mencionando, y me refiero a la ética sexual en el ministerio. La palabra ética viene del vocablo griego que se define como: Carácter. Es la ciencia de la moralidad, entendiéndose por moralidad el conjunto de juicios que la gente hace referente a lo que es correcto o incorrecto, lo bueno o lo malo en las relaciones interiores o entre individuos.

    Dicho de otra manera, la ética es un conocimiento con el que hemos adquirido compromiso y del que se deriva un comportamiento. La ética sexual de un líder cristiano gira en torno al compromiso que ha adquirido con su conocimiento respecto a la voluntad de Dios respecto a la pureza sexual. ¿Cuánto sabe usted al respecto, aparte de lo que ya está aprendiendo mediante este curso? Diría que ¿mucho o poco?

    Entonces, con eso que usted sabe ahora adquiera un compromiso al punto de estar dispuesto a dar su vida. ¡Y luego asegúrese que de ese compromiso se derive un comportamiento que pueda enseñar y otros deseen imitar! Esto traerá un cambio en su vida, su ministerio y su entorno al que usted marcará, porque ya el entorno pervertido y maquillado ya no le marcará, para la gloria de Dios y bendición de su obra.

    A eso le llamo trazar una línea que denomino: Convicción de pecado como la que vivió José. Génesis 39:9